BILLY

Perro de rastro francés de tamaño relativamente grande, con capa de pelo liso, cazador excepcional, dotado de gran olfato, de óptima resistencia y buena velocidad, es utilizado en la caza a caballo de la liebre, del corzo y del jabalí. Su principal característica se encuentra en la capa de pelo liso, duro al tacto, con frecuencia grueso, que puede ser completamente blanco, blanco-café con leche, blanco con manchas, con una silla de montar o "capita" sobre el dorso, de color anaranjado, mas o menos intenso.

El origen este perro debe buscarse entre los Perros blancos del Rey, tan apreciados por Luis XIV y dispersos después por su sucesor Luis XV. Fue el señor de Montaimboeuf quien, utilizando los pocos restantes, fijó una raza que tomó su nombre. Sucesivamente Hublot du Rivault formó una numerosa jauría de perros Céris, creados por el homónimo señor de Céris cruzando pequeños perros provenientes de Suiza -con la capa blanca y anaranjada- con los supervivientes perros blancos del Rey. Por último, más tarde, el propio Hublot du Rivault cruzando un macho de Poitevin-Larye con algunas hembras Céris y cruzando después estos productos con un semental Montaimboeuf, obtuvo perros con la capa blanca y anaranjada, que constituyen los progenitores del actual Billy. Hacia finales del siglo XIX, la raza era definitivamente fijada teniendo estos perros en Francia, una rápida difusión, hasta el punto de formarse jaurías bastante numerosas.

De sólida estructura, potente y al mismo tiempo elegante, el Billy es un perro (de larga línea con cabeza delgada y trufa bien desarrollada, ojos vivaces, abiertos y oscuros y el tronco ligeramente alargado con la línea superior sólida.

Alzada a la cruz. Machos de 61 a 67 cm., hembras de 58 a 62 cm. Cabeza. Bastante fina y enjuta, de longitud media. Hocico relativamente cuadrado. Trufa bien desarrollada, negra o marrón-anaranjado intenso. Caña nasal bastante larga, recta y ancha. Labios escasos: el labio superior recubre un poco al inferior. Stop marcado. Frente ligeramente convexa un poco ancha. Protuberancia occipital Ojos. Oscuros, con bordes palpebrales negros o marrones. Orejas. De longitud media, de inserción un poco alta, relativamente planas y terminando con una pequeña voluta. Cuello. De longitud media, de forma un poco redondeada y fuerte, con leve papada. Extremidades anteriores. Hombros bastante largos y relativamente adheridos a los costados. Brazos fuertes planos, rectos. Cuerpo. Tórax muy caído y algo estrecho. Costillas planas. Dorso relativamente ancho, fuerte y un poco convexo. Riñones anchos, levemente arqueados. Flancos bastante largos y, a veces, un poco retraídos. Grupa inclinada. Extremidades posteriores. Muslos moderadamente musculosos. Corvejones poco angulados, anchos y fuertes . Pies. Bien construidos, cerrados, bastante redondos. Cola. Relativamente larga, el perro la lleva alta. Pelaje. Liso, duro al tacto, a veces un poco grueso. Color: completamente blanco, o blanco-café con leche, a veces con manchas fuego o placas anaranjado-claras o amarillo-limón.

ALIMENTACION. Las necesidades en Kcal. Diarias como ración de mantenimiento, han sido calculadas, para este sabueso que se utiliza sobre todo para la caza del corzo, en 1.500-1.550. En los ejemplares que desarrollan cierta actividad física, las necesidades tanto en Kcal. como en vitaminas y sales minerales, se incrementan notablemente.

CUIDADOS DIARIOS. Es condición fundamental para un buen rendimiento en el trabajo, que este perro llegue al día de la caza en óptimas condiciones físicas, que se obtienen con una alimentación racional y un adecuado entrenamiento. Una preparación "atlética" conveniente puede prevenir percances en ciertas ocasiones, incluso graves, como la insuficiencia cardiaca. Algunos propietarios acostumbran a proteger el pelaje del Billy de los elementos atmosféricos, antes de la caza, mesajeando todo el cuerpo con aceite medicinal o lanolina.

CON EL VETERINARIO. En los ejemplares provistos de espolones, se procede, inmediatamente después del nacimiento, a su amputación.