BOBTAIL

Esta raza de origen británico, cuyo nombre completo es debe su difusión, a su participación en diversas películas que le han dado una popularidad inesperada. Con anterioridad, era casi desconocida y los pocos raros ejemplares existentes eran observados con curiosidad por todos aquellos que no conocían las verdaderas cualidades de este perro con carácter dócil y obediente y un aspecto singular, debido al abundante pelaje y a su andar característico.

Inciertos son los orígenes de este perro que era utilizado en la parte más meridional de Inglaterra para custodiar a las ovejas. De todos modos, es el más antiguo de los pastores británicos y tiene orígenes comunes con el pastor ruso, el pastor de Brie, y el pastor Bergamasco. Durante mucho tiempo permaneció aislado en el Reino Unido y sólo a comienzos del siglo XX empezó a conocerse en el resto de Europa y en América del Norte. En la actualidad, se ha difundido bastante y encuentra, por sus cualidades naturales, un buen número de admiradores y apasionados no siendo raro ver grandes grupos en las principales exposiciones internacionales.

Perro de tamaño mediano tiene una alzada a la grupa no inferior a 56 cm. Está recubierto por un abundante pelaje uniformemente distribuido en todas las partes del cuerpo. Es característico su andar, muy elástico cuando se desplaza velozmente al galope y por el contrario "amblar", al trote y al paso: el animal adelanta simultáneamente las dos extremidades del mismo lado del cuerpo asemejándose, en este caso, a un oso. Otro detalle curioso es su ladrido, bastante fuerte y definido, con tonos agudos. Su nombre, Bobtail, significa literalmente "cola corta" Io que se debe al hecho de que a estos los perros, se les cortaba la cola por una antigua ley inglesa que eximía del pago de impuestos a los perros de trabajo que, se diferenciaban de los de lujo por tener la cola amputada. Habiéndose continuado esta práctica durante siglos, hoy muchos cachorros nacen rabones, demostrando de este modo, cómo la intervención del hombre modifica muchas características de los perros favoreciendo ciertas mutaciones. Aquellos que nacen con la cola larga, deben someterse a la amputación en la primera vértebra. Volviendo al aspecto general, el conjunto da la impresión de un perro robusto y compacto dotado de fuerza y vigor. La cabeza es voluminosa con cráneo bastante cuadrado; el hocico es relativamente largo con robusta dentadura y perfecto cierre en tijera. Las orejas bastante pequeñas, cuelgan planas a los lados del cráneo, los ojos son de tamaño mediano y de color oscuro o celeste claro con reflejos de hielo. El cuello es bastante largo y arqueado, el tronco es compacto con tórax bien desarrollado cuya longitud es lo más próxima posible a la alzada a la cruz. Las extremidades son robustas, bien verticales y con pies pequeños y redondos. El pelaje como ya se ha dicho, es muy abundante y está dotado de subpelo duro y perfectamente impermeable; el color más común es el gris, acompañado o no de extensas manchas blancas sobre la cabeza y sobre la parte anterior del perro que, de todos modos, deben tener cuando existen un dibujo simétrico.

El Bobtail es un animal de naturaleza dulce y tranquila, extremadamente dócil y paciente. Por estas cualidades propias, le gusta mucho jugar con los niños a los cuales soporta cualquier tipo de "maldad". Sin embargo, la característica más curiosa del comportamiento del Bobtail actual (y que en esto se asemeja a una raza muy feroz en un tiempo y que ya hemos tratado: el Bulldog) es la pereza: desde que abandonó casi definitivamente su función de cuidar las ovejas, se ha vuelto más tranquilo y flemático por lo cual, aún en el caso de disponer de grandes espacios para andar, prefiere echarse. Por este motivo, con frecuencia es necesario obligarlo a moverse imponiéndole largos y saludables paseos.

Alzada a la cruz. 56 cm. y más, para los machos, un poco menos para la hembras. Cabeza. Trufa negra, grande y amplia. Maxilar bastante largo, potente, cuadrado y truncado. Diente fuertes, grandes, nivelados de manera regular. Cráneo ancho y de forma relativamente cuadrada pero redondeado sobre los arcos orbitales. Ojos. Generalmente oscuros. Orejas. Pequeñas, moderadamente cubiertas de pelo y que el perro lleva planas a ambos lados de la cabeza. Cuello. Bastante largo y armoniosamente arqueado, cubierto por abundante pelo. Extremidades anteriores. Perfectamente rectas y con buena osamenta. Hombros oblicuos y estrechos en la puntas. Cuerpo. Relativamente corto y muy compacto, más bajo en los hombros que en el lomo. Costillas bien salientes. Tórax profundo y amplio. Lomo muy vigoroso y ligeramente arqueado. Extremidades posteriores. Muslos redondeados y musculosos. Corvejones bien inclinados. Nalgas y muslos cubiertos por pelo apretado y largo, mucho más abundantes que sobre todo el resto del cuerpo. Pies. Pequeños y redondos, con dedos arqueados. Pulpejos y almohadillas plantares duras y redondeadas. Cola. Prácticamente inexistente, es cortada durante los primeros cuatro días de vida, en aquellos ejemplares donde se presenta más larga de lo que corresponde. Pelaje. Abundante y de buena textura, con subpelo denso e impermeable. Color: todas las variaciones del gris entrecano o azul, con o sin manchas blancas.

ALIMENTACION. Las necesidades en kcal. diarias son de 1.400 a 1.500, como ración de mantenimiento. Un suplemento con complejos vitamínicos y ácidos grasos, nunca excesivo, constituye una buena garantía para la salud del organismo y la integridad del pelaje. Una excesiva caída del pelo puede deberse, en efecto, a una carencia alimenticia.

CUIDADOS DIARIOS. El uso diario del cepillo, conjuntamente con el control de la eventual existencia de ectoparásitos, favorece la eliminación de residuos celulares y de pelos ya desprendidos del bulbo, además de mejorar la oxigenación de la superficie cutánea.

ENFERMEDADES. Cuando el pelaje no se limpia de la manera adecuada se determina, por la variación de la temperatura y de la humedad de la superficie cutánea, un crecimiento de gérmenes capaces de producir un eccema húmedo. La terapia será aconsejada, en cada caso, por el veterinario y estará dirigida a eliminar los pelos afectados y realizar la desinfección de la zona enferma con la ayuda de una pomada antibiótica específica.

CON EL VETERINARIO. Todavía no se ha podido comprobar si el calor producido por las calefacciones de los pisos modernos actúa como elemento desencadenante de una pérdida abundante de pelo. De todos modos el Bobtail, por su capa provista de un largo pelo abundante y de un subpelo, no teme los rigores del frío y por lo tanto puede dormir al aire libre, en su perrera, aún durante el invierno. Los ejemplares que nacen con la cola larga, deben ser operados durante los primeros días de vida.