BEARDED COLLIE

Esta raza de pastor es originaria de Escocia pero, a pesar del nombre que puede inducir a equívocos, es un perro completamente diferente de todos los otros Collie. De aspecto simpático y agradable que se debe también a su expresión muy dulce y a su pelaje muy particular y abundante, esta obteniendo una aceptación cada vez mayor incluso, fuera del Reino Unido. De tamaño no muy grande, puede vivir perfectamente al aire libre aunque a veces prefiera quedarse tranquilo, echado sobre cómodos sillones.

Se dice que este perro era muy conocido en la época de los romanos aunque este dato no ha sido totalmente comprobado. De todos modos, su antiguo origen es cierto y durante mucho tiempo fue empleado como guardián de las ovejas sobre todo en el Norte de Escocia donde, gracias a su denso pelaje, soportaba sin problemas los rigores del invierno. Es probable que en la creación de esta raza hayan influido el Bobtail -o antiguo perro de pastor inglés- y el pequeño Border terrier: del primero, el Bearded Collie habría heredado tamaño y pelo, del segundo, la agilidad. En la actualidad está muy extendido en el Reino Unido aunque bastante menos en otros países.

Es un perro de gran vitalidad y óptima resistencia y al mismo tiempo de aspecto elegante y armonioso. Tiene una alzada a la cruz máxima de 56 cm., una cabeza con cráneo bastante voluminoso y hocico alargado con dentadura robusta y un cierre perfecto en forma de tijera. Las orejas son medianamente largas, cubiertas por abundante pelo y de inserción alta en el cráneo; los ojos son grandes y están protegidos por un abundante flequillo. El cuello es bastante largo, mientras que eI tronco es más largo que la alzada a la cruz; las extremidades son robustas y musculosas. La capa es abundante, con pelo de superficie duro y áspero y con subpelo suave y denso: los colores más comunes son el pizarra, el leonado-rojizo, aunque existen ejemplares que presentan un color negro lustroso. En cualquier caso, deben existir las típicas manchas del pastor escocés.

Alzada a la cruz. De 53 a 56 cm. los machos y de 51 a 53 cm. Ias hembras. Cabeza. De gran tamaño y forma cuadrada. Hocico bastante largo, con una escotadura naso-frontal, moderada. Trufa grande y negra con excepción de los ejemplares de pelo marrón o leonado que pueden tenerla marrón. Arcos orbitales ligeramente Ievantados y cubiertos de una sobre-ceja hirsuta. Dientes grandes y blancos. Ojos. Grandes pero no salientes, bastante distanciados entre sí, de color en correspondencia con el del pelaje. Expresión dulce y afectuosa. Orejas. De tamaño mediano, de inserción alta, colgantes, cubiertas de pelo más largo. Cuello. Bastante largo, musculoso y ligeramente arqueado. Extremidades anteriores. Rectas con buena osamenta. Hombros planos que se presentan rectos. Metacarpos elásticos pero no débiles, recubiertos en toda su longitud por pelo áspero. Cuerpo. Tórax caído, costillas esbeltas. Dorso relativamente largo y recto, lomos sólidos. Extremidades posteriores. Muslos musculosos. Tanto la rodilla como el corvejón presentan un buen ángulo en sus articulaciones. Pies. De forma ovalada, con planta dura y dedos arqueados y muy compactos. Pelaje. El pelo de superficie es duro, áspero y robusto, el subpelo denso, suave y fino. La barba áspera, cae a ambos lados del hocico. Su color es negro pizarra o leonado aunque también puede ser gris, marrón o arena, a veces con manchas blancas sobre el hocico, sobre el pecho y sobre las extremidades.

ALIMENTACION. Las necesidades en kcal. diarias para el Bearded collie son de 1.450-1.500. En esta raza de pelaje denso, constituido por un doble pelo y un subpelo, los errores dietéticos tienen como resultado la caída de éstos, la sequedad de la piel y una leve descamación cutánea. En este caso, resulta imprescindible complementar la dieta con ácidos grasos insaturados contenidos en el tocino, en los aceites vegetales, etc.

CUIDADOS DIARIOS. Es preciso cepillar el cuerpo de Bearded collie, varias veces por día. Debe controlarse visualmente removiendo con las manos el pelo bajo las orejas, en la base de la cola y debajo de las axilas, donde anidan eventuales parásitos como las garrapatas, que encuentran en estos lugares una mayor protección.

LAS ENFERMEDADES. En el Bearded collie se han estudiado, de manera particular las anomalías en los órganos de la visión. Recordemos la atrofia retínica progresiva que consiste, como lo dice su nombre en una modificación patológica de la retina con la consiguiente ceguera. Esta anomalía ya puede aparecer en el cachorro durante los primeros meses de vida o manifestarse después de varios años. En la actualidad aún no se conoce una terapia capaz de resolver eficazmente esta afección.