BOYERO DE FLANDES

Es un perro sustancialmente dócil como la mayoría de las razas de pastor, fuerte, robusto y perfectamente adaptable incluso, a los climas más fríos. De estructura sólida y potente, alcanza una alzada a la cruz de 68 centímetros. Su característica más llamativa es la abundante capa con pelo muy fuerte, duro, lustroso con una ligera ondulación de color gris o, más raramente leonado, con frecuencia, entrecano. Originariamente utilizado para custodiar los rebaños, hoy se emplea, por lo general, como perro de guarda y, en Bélgica, uno de los países que se disputan su origen, se usa con éxito también como perro policía.

El origen de esta raza ha de sido objeto de grandes disputas entre los cinófilos franceses y belgas que reivindicaban la exclusiva de su paternidad. Con un dictamen que puede parecer salomónico pero que resulta en sustancia justo, la Federación Cinológica Internacional lo ha definido como originario de Flandes, región que como es sabido comprende parte del territorio francés y parte del territorio belga. Según los estudiosos, parece que en la formación de este perro han contribuido diversas razas como el Pastor picardés, el Pastor de la Beauce y los Grifones. A su vez, el Boyero de Flandes, entrará después en el árbol genealógico de los Schnauzer.

Perro de tipo fornido debe dar la impresión de una gran robustez sin parecer nunca pesado. Su peso puede variar entre los 35 y 40 kg. para los machos y de 27 a 35 kg. para las hembras. La cabeza debe ser maciza, bien provista de barba y con un cráneo algo plano. Las orejas cortadas en forma de triángulo y no demasiado largas, deben ser de inserción alta y muy móviles. También debe cortarse la cola por la segunda vértebra. Como en todas las razas robustas, el tronco debe tener la misma dimensión que la alzada a la cruz y ser muy sólido. Sumamente característico resulta su capa con pelo muy denso, duro y lustroso y subpelo afelpado, fino y espeso. El pelo debe ser más largo sobre el hocico creando un conjunto abundante de barba y bigote.

De carácter muy versátil, era en un tiempo utilizado casi exclusivamente para la custodia de los rebaños y las manadas. En el curso de las dos últimas guerras, ha sido empleado por los cuerpos sanitarios, para la búsqueda de heridos en lo campos de batalla. De este modo, ha podido demostrar de manera absoluta, todas aquellas cualidades -buen olfato, perfecta adaptación al trabajo, óptima disposición a ser adiestrado, gracias obviamente a su notable inteligencia- que han inducido a la policía belga a elegirlo como colaborador. A pesar de su aspecto que podría definirse como arisco, es un perro muy bondadoso, leal, valiente y habituado a realizar cualquier esfuerzo. Hoy se emplea como perro de guardia demostrando, también en este caso, su gran inteligencia.

Altura y peso: Altura: macho de 62 a 68 cm., hembras de 59 a 65 cm. Peso: machos de 35 a 40 kg. hembras de 27 a 35 kg. Cabeza. Maciza pero bien proporcionada. Trufa negra con las fosas nasales bien abiertas. Hocico largo en su perfil superior, se achica hacia la trufa sin terminar nunca en punta. Mejillas planas y enjutas, mandíbulas potentes y de la misma longitud. Dientes fuertes con los incisivos superiores que se superponen a los inferiores en forma de tijera o de tenaza. Escotadura naso-frontal poco acentuada. Cráneo bien desarrollado y plano, algo menos ancho que largo. Hendidura central sólo señalada. Ojos. Color muy oscuro, bordes palpebrales negros que no dejan ver la conjuntiva . Orejas. Cortadas en triángulo, bien erguidas, de inserción alta y muy móviles. Cuello. Fuerte y musculoso que se ensancha gradualmente hacia los hombros. Longitud ligeramente inferior a la de la cabeza. Extremidades anteriores. Fuertes de osamenta, musculosas y perfectamente rectas con codos paralelos y bien adheridos al cuerpo. Pies cortos, compactos con dedos cerrados, curvados y uñas fuertes y negras. Cuerpo. Su longitud, desde la punta del hombro a la del muslo, es igual a la alzada de la cruz. El tórax desciende a la altura de los codos. No es cilíndrico. Dorso corto, ancho, musculoso y fuerte, no es rígido. Cola. Debe cortarse durante la primera semana de vida dejando dos o tres vértebras. Extremidades posteriores. Muslos anchos y musculosos paralelos al plano medio del cuerpo. Piernas moderadamente largas, ni muy rectas ni muy inclinadas. Corvejones bastante próximos al suelo, musculosos, bien tensos . Pelaje. Pelo de cobertura muy tupido, de una longitud aproximada a los seis centímetros, áspero al tacto, seco, opaco, ligeramente hirsuto. Largos bigotes en la parte superior del labio, y mentón provisto de barba abundante y dura. Subpelo denso, fino y cerrado. color generalmente leonado o gris, con frecuencia entrecano o carbonado.

ALIMENTACION: Este perro necesita unas 1.800/2.000 kcal. por día. Dadas las características del pelaje que es muy tupido y con subpelo apretado la dieta deberá ser potenciada con elementos vitamínicos que estimulen las características de resistencia. En especial, deberá ser rica en aquellas vitaminas que refuercen el pelo, es decir, las vitaminas A y H.

PELAJE: El manto debe fortalecerse periódicamente, mejor si se hace todos los días con un cepillo de dientes largos que permita mantener al pelo limpio y al mismo tiempo controlar el estado de la piel.

CON EL VETERINARIO: El corte de las orejas que, como para todas las otras razas en las cuales se realiza esta operación tiene sobre todo una función estética, debe estar de acuerdo con el volumen de la cabeza. Es aconsejable que se realice hacia los 90 días de vida, cuando las características volumétricas del perro son aproximadamente las mismas que tendrá en edad adulta.