CANAAN DOG

Es una raza autóctona de Palestina, poco difundida ya que hasta no hace mucho tiempo solo era conocida en Oriente Medio. Perro de tamaño medio, en el conjunto bastante elegante, resulta un buen vigilante de la casa y un óptimo guardián de las ovejas. Actualmente se esta extendiendo por América del Norte donde, criado con cuidado y pericia por un limitado numero de apasionados, comienza a obtener cierta aceptación entre los cinofilos.

Esta raza bastante antigua, siempre ha vivido en Palestina de donde es originaria. Empleada en un tiempo para vigilar los rebaños, soporta bien el calor y la aridez de los desiertos de Medio Oriente. La limitada difusión, fuera de su país, parece deberse al recelo de quien poseía y criaba a este perro.

El Canaan Dog es un perro de tamaño mediano cuya alzada a la cruz es, para los machos, de 50 a 60 centímetros, con un peso aproximado a los 22 kg. Perro bien proporcionado, tiene una cabeza alargada con hocico algo pequeño con respecto al cráneo. Las orejas las lleva bien erguidas, y son de inserción bastante amplia. Extremidades notablemente livianas como las de los otros perros del desierto. Tronco compacto pero no pesado, cola en posición enrollada sobre el dorso. El pelo es de longitud media, bastante áspero y puede presentarse en color negro, arena o rojo con grandes manchas muy blancas.

A pesar de su aspecto bonachón, tiene un carácter fuerte y combativo aunque resulta fácil domesticarlo. Por esta característica, es utilizado por el ejército israelí como auxiliar, para llevar órdenes y buscar heridos. De todos modos, sigue siendo un excelente perro para guardar y vigilar los rebaños.

Altura y peso. Tiene una altura comprendida entre los 50 y los 60 cm.; los machos son notablemente más alto que las hembras. Peso de 18 a 25 kg. Cabeza. Bien proporcionada, con forma de cuña obtusa. Trufa oscura, de tamaño proporcionado. Labios muy gruesos, adheridos a las mandíbulas. Hocico más largo que ancho El ángulo que forman la línea de caña nasal con la línea trufa-mandíbula, es bastante agudo (40°-50°). Dentadura en tijera. Stop ligeramente acentuado. Cráneo algo redondeado, de una longitud aproximadamente igual a la del hocico o poco mayor. Ojos. Con forma ligeramente almendrada y muy oscuros. Orejas. Cortas y bien erguidas, relativamente anchas, ligeramente redondeadas en la punta, de inserción baja muy separadas la una de la otra. Cuello. De longitud media, arqueado bien proporcionado con respecto al cuerpo y a la cabeza. Extremidades. Las anteriores son perfectamente rectas, con corvejones fuertes. Hombros netamente inclinados. Las posteriores forman un ángulo de aproximadamente 130° con los corvejones bien bajos. Muslos muy musculosos, anchos, pero no carnosos. Cuerpo. Aspecto general robusto pero no demasiado macizo con una longitud similar a la alzada a la cruz. Línea dorsal recta, salvo una ligera inclinación desde la cruz a la grupa. Pecho no demasiado ancho pero que cae hasta los codos. Tórax profundo y de anchura media. La cruz, bien marcada, constituye el punto mas alto del tronco. Dorso corto, bastante ancho. Grupa equilibrada, ni esbelta, ni caída. Vientre netamente hundido, costados cortos y musculosos. Pies. Casi de gato, con almohadillas plantares fuertes. Cola. De inserción alta y con el pelo muy denso. El perro la lleva levantada cuando está excitado. Pelaje. De longitud media, recto y áspero. Subpelo que muda según la estación. Color, desde el arena al rojo blanco o negro. El arlequín es blanco con manchas negras y máscara sobre el hocico.

ALIMENTACION . Las necesidades energéticas de esta raza son de 1.300-1.500 kcal. diarias. El Canaan Dog no tiene particulares exigencias alimenticias más que una integración mineral vitamínica, absolutamente indispensable en las primeras fases de desarrollo.

CUIDADOS DIARIOS. Debido a las características especiales de su manto, constituido por pelo y subpelo, ambos bastante ásperos, es preciso cepillarlo diariamente y efectuar, al mismo tiempo, una minuciosa inspección de las zonas más densas como el cuello y la cola porque son en ellas donde más fácilmente pueden establecerse las garrapatas y otros parásitos.

CON EL VETERINARIO. Probablemente debido a la escasa difusión que tiene esta raza, no se le conocen enfermedades recurrentes.