CHIEN FRANÇAIS

El reconocimiento oficial por parte de la Federación Cinológica Internacional de Bruselas, a este grupo de tres variedades (tricolor, blanquinegro, blanco y anaranjado) se llevó a cabo en 1958, y no porque ese fuera el momento de su creación sino porque antes no existían suficientes ejemplares perfectamente fijados que aseguraran, de manera efectiva, su supervivencia en pureza. Estas razas francesas se utilizan para la caza mayor, especialmente cuando se realiza a caballo y se persigue al ciervo y al corzo.

Estas tres variedades de perros franceses, de tamaño bastante grande, descienden de las más antiguas razas Guascone y Saintonge cruzadas -con el fin de asegurar mayor potencia y resistencia- con el Foxhound inglés. Con el pasar del tiempo, se ha ido marginando cada vez más los residuos de las características inglesas, fijando por el contrario, un tipo que se aproxima al antiguo Guascone, aún conservando la constitución y robustez esquelética típica de los sabuesos ingleses. Los primeros ejemplares fueron presentados en 1957 y, un año después, los criadores vieron coronados sus esfuerzos con el reconocimiento oficial de las tres variedades.

Más, que de tres razas distintas (como además es reconocido por la Federación Cinológica Internacional) se puede hablar, sin lugar a dudas, de tres variedades que se diferencian casi exclusivamente por el color de la capa. El Perro francés es de tamaño bastante grande y en los machos llega a los 72 cm. de alzada a la cruz y un peso que se encuentra alrededor de los 35 Kg. Esta robusta estructura de perfecto equilibrio y tono muscular notable (heredada, sin duda del Foxhound inglés), le aseguran una gran resistencia y un galope elástico y largo, indispensable para la caza del ciervo, el gamo y el corzo que son animales muy ágiles y veloces. En estas tres variedades, la cabeza es larga, imponente y armoniosa con respecto al resto del cuerpo, con una trufa bien negra y abierta, stop moderadamente marcado, ojos de un color marrón brillante con expresión vivaz y atenta. Las orejas son de nacimiento bastante alto, el perro las lleva colgando y superan en longitud la unión del cuello que se presenta largo y fuerte, a veces, con una pequeña papada. El tronco tiene un tórax de buen desarrollo que le permite al perro una óptima oxigenación y por lo tanto, resistencia. La línea superior es sólida y la región lumbar de gran potencia. Las extremidades son robustas, bien musculosas, en correcto aplomo, con pies ligeramente alargados. La cola relativamente gruesa en la base, es llevada por encima de la línea del dorso. La capa es de pelo liso, fuerte y cerrado. Los colores que diferencian a los tres tipos son: blanco y negro para el primero con un hermoso dibujo de silla de montar y alguna salpicadura negra o azulada; tricolor (blanco, negro y leonado claro) con manchas fuego intensas para el segundo; y por último el tercero, blanco y anaranjado.

Blanc et noir. Alzada a la cruz. Machos de 65 a 72 cm., hembras de 62 a 69 cm. Cabeza. Bastante larga, imponente. Trufa negra. Stop poco acentuado Cráneo relativamente estrecho y levemente convexo. Arcos superciliares ligeramente prominentes. Ojos. Oscuros. Orejas. De nacimiento a la altura de los ojos, muy largas. Extremidades anteriores. Fuertes y rectas. Codos adherente, al costado. Cuerpo. Tórax que llega a los codos. Dorso bastante largo. Riñones musculosos. Vientre ligeramente levantado . Extremidades posteriores. Muslos largos bajos y bastante musculosos. Corvejones bajos. Pies. Bastante alargados enjutos y resistentes . Cola. Relativamente gruesa en la base, bastante larga. Pelaje. Liso, bastante fuerte y cerrado. Color: negro en dorso (silla de montar) y sobre el cráneo. Blanco con posibles manchas fuego muy leves en las otras partes.

Tricolor. Alzada a la cruz. Machos de 62 a 72 cm., hembras de 60 a 68 cm. Cabeza. Alargada pero poco imponente. Trufa negra. Hocico que se vuelve ligeramente cuadrado por las mejillas abultadas. Cráneo muy poco convexo. Protuberancia occipital bastante desarrollada. Ojos. Grandes de color marrón oscuro. Orejas, cuerpo y extremidades como del Blanco y negro, salvo el vientre que es más levantado. Cola. Bastante larga, que el perro lleva alta. Pelaje. Liso, bastante fino. Color castaño-rojizo de todos los tonos, predominando el negro sobre el dorso y en la cabeza. Blanco con manchas de fuego intensas en las otras partes.

Blanc et orange (blanco y anaranjado). No existe todavía un estándar de esta raza de todos modos difiere muy poco de la tricolor salvo por el manto que solo tiene anaranjado en el dorso y en la cabeza.

ALIMENTACION. Las necesidades en Kcal. diarias como ración de mantenimiento, son de 1.650 pero ese valor asciende a 3.000 -4.000, cuando el perro está entrenándose y durante el período de caza. Es un perro que se emplea para la caza en jauría de animales como la liebre, el corzo, el jabalí y a veces el ciervo.

CUIDADOS DIARIOS. Además de la alimentación, en este perro también debe cuidarse particularmente su resistencia física si se piensa que puede recorrer durante horas, a paso sostenido, sobre el rastro de la presa, distancias de decenas de kilómetros. La preparación física, conjuntamente con una buena alimentación y unas condiciones higiénicas y ambientales excelentes, permiten obtener del Perro francés óptimos resultados.

ENFERMEDADES. Al ser un perro que más que otros vive en colectividad, está expuesto a una enfermedad denominada "tos de las perreras" provocada por un virus que se manifiesta con síntomas que por lo general, tienen un desarrollo benigno.