DEERHOUND

Llamado también galgo inglés de pelo duro o galgo escocés, su nombre se origina en el ciervo (precisamente, Deer significa ciervo) del cual, en pasadas épocas, era un implacable cazador. Sin lugar a dudas, menos ágil y veloz que el Greyhound, es sin embargo, más robusto y resistente, dócil y afectuoso con los amos y con los niños. Tiene necesidad de disponer de grandes espacios donde poder moverse libremente aunque también le gusta vivir en la casa en estrecho contacto con los propietarios hasta el punto, que hoy es empleado, casi exclusivamente, como perro de compañía.

La prueba de que esta raza existe desde hace miles de años, está dada por la gran cantidad de piedras esculpidas que se encuentran por toda Escocia y en las cuales se reproduce a un perro muy similar el Deerhound. Desde la Edad Media en adelante, ha sido el perro de los nobles y señores escoceses que lo criaron con gran cuidado para utilizarlo casi exclusivamente en la caza del ciervo. La desaparición de este animal de Gran Bretaña, ha marcado la decadencia de esta raza, que hoy es bastante rara fuera de su país. Sobre sus orígenes, estos perros provienen de antiguos y recientes cruzamientos entre el Irish Wolfhound y el galgo inglés, con el aporte, en ciertos casos, incluso de otras razas. Hoy existe extremadamente puro, gracias a unos pocos criadores apasionados en coordinación con el Club Inglés del Deerhound que ha fijado, en el estándar de la raza, las características de este perro.

Es un perro muy elegante, ligeramente más alto y robusto que el greyhound (esto confirma plenamente su descendencia del galgo irlandés, un perro muy grande), que se caracteriza por la dureza de su pelaje. Se mueve con gran elegancia y, a la carrera, da unos grandes saltos. El color preferido es, sin lugar a dudas, el gris-azul que existe en tonos más claros y más oscuros.

Altura y peso. Alzada a la cruz: machos 76 cm. y más, hembras 71 cm. y más. Peso: machos de 38,5 a 48 kg., hembras de 30 a 35 kg. Cabeza. Larga, ancha entre las orejas, afinándose hacia la nariz. Trufa negra, a veces azul. Larga barba y bigote abundante. Stop imperceptible. Cráneo más plano que convexo. Ojos. De tamaño mediano y color oscuro, marrón oscuro o avellana. Orejas. Pequeñas, de nacimiento alto, plegadas hacia atrás, que tiende a levantarse cuando el perro está atento. Negras u oscuras, según el color de la capa. Cuello. Largo, carente de papada pero con melena. Extremidades anteriores. En aplomo correcto, anchas y planas. Hombros oblicuos. Paletillas retraídas y no demasiado separadas. Cuerpo. Tórax profundo y no muy ancho. Dorso ligeramente arqueado. Riñones muy fuertes y arqueados. Vientre muy retraído. Extremidades posteriores. Parte posterior del cuerpo muy ancha y fuerte. Extremidades bien anguladas en el metacarpo y muy largas desde la cadera al corvejón que es ancho y plano. Pies. Cerrados y compactos, con uñas fuertes. Cola. Larga, de nacimiento muy bajo, fina, llega casi hasta el suelo, ligeramente curvada y cubierta de pelo duro y apretado, a veces con un pequeño penacho en la punta. Cuando el perro está en acción, la lleva alta pero nunca debe sobrepasar la línea del dorso. Pelaje. Duro y seco, con una longitud aproximada de 8 - 10 cm. sobre el cuerpo, el cuello y en las extremidades; notablemente mas largo sobre la cabeza, el tórax y el vientre; pequeños flecos en la parte posterior de las extremidades. Color: gris-azul, gris oscuro, gris salpicado, amarillo, rojo-arena, rojo-leonado; en los ejemplares oscuros pueden presentarse manchas blancas en el tórax y sobre los dedos.

ALIMENTACION. Las necesidades alimenticias, como ración de mantenimiento, son en el macho de 1.900 a 2.300 Kcal. diarias, y en la hembra de 1.650 a 1.900. Es un animal que, en edad adulta y en condiciones fisiológicas normales, requiere un suministro de: calcio 6,3 gr., fósforo 5,2 gr., vitamina A 0,85 mg., vitamina 6,9 mg. En las hembras en estado de gestación o durante la lactancia, las dosis deben incrementarse en dos o tres veces los valores que se han indicado.

CUIDADOS DIARIOS. Al igual que todos los galgos, resulta de fundamental importancia, que el Deerhound tenga la posibilidad de disponer de amplios espacios donde vivir. La limpieza del pelaje debe realizarse diariamente con un cepillo de púas metálicas alternado con uno de cerda.

CON EL VETERINARIO. Si algún ejemplar presenta espolones al nacer, es necesario proceder de inmediato, a su amputación. Su permanencia podría ocasionarle problemas al perro lanzado a toda carrera, por la posibilidad de que se engancharan en ramas, tocones, zarzas, etc., provocando heridas que incluso pueden ser graves.