FILA BRASILEIRO

Perro de notable tamaño y de gran fuerza y temperamento, es poco conocido fuera de América Latina de donde, como lo dice el propio nombre, es originario. (La palabra significa en idioma portugués, ). Es un óptimo perro de guarda que, sin embargo, tiene necesidad de grandes espacios donde poder moverse libremente: en efecto, si se mantiene en ambientes cerrados o muy estrechos o peor aun sujeto con correa, puede volverse excesivamente agresivo, modificando de manera sustancial su carácter.

Es la única raza canina, entre todas las reconocidas, de origen brasileño. Ciertamente desciende de perros europeos, llevados a tierras americanas por los conquistadores españoles y portugueses en la época de los grandes descubrimientos y de la colonización. Estos perros, pudieron haber sido el Mastiff, el Bulldog, el antiguo "Perro de Sangre" y el Bloodhound y, una prueba que corrobora lo antedicho, es que el Fila brasileiro está dotado de un olfato verdaderamente excepcional. A través de una constante selección, se ha llegado a fijar aquellas características que la convierten en una raza de particular interés, aunque no sea muy conocida fuera de su país de origen, que en un tiempo era apreciada por los propietarios de fincas donde era utilizado en la búsqueda de los esclavos que se fugaban.

Es un perro de gran tamaño y muy potente, con un aspecto noble y fiero. Cabeza pesada con relación a todo el cuerpo, cráneo corto y ancho. El hocico es fuerte con dentadura que cierra en tijera y trufa (nariz) muy grande y desarrollada. Ojos no muy grandes, ligeramente almendrados y de color oscuro. Orejas grandes en forma de "V", insertas bastante atrás. Cuello algo corto pero ancho y musculoso. Tronco alargado con tórax bien desarrollado y extremidades anteriores verticales y distanciadas entre sí. Parte posterior moderadamente plana pero muy musculosa. Todo el conjunto está recubierto por piel relativamente abundante. La capa puede ser de todos los colores -uniformes o con manchas- y su pelo es corto y liso, sobre todo el cuerpo.

Altura y peso. De 65 a 70 cm. de alzada a la cruz. Cabeza. Grande y pesada con respecto al cuerpo, de aspecto cuadrado macizo. Trufa muy grande, negra, marrón, según el manto. Labios superiores gruesos que cuelgan y se superponen a los inferiores. Hocico fuerte, ancho, un poco más corto que el cráneo y que termina con una línea casi perpendicular a la de la caña nasal. Protuberancia occipital bien pronunciada. Ojos. De tamaño mediano, ligeramente almendrados, bien distanciados, de color oscuro. Orejas. Grandes, con forma de "V", de inserción baja. Cuello. De diámetro exterior extraordinariamente grande y bastante corto, con musculatura muy fuerte. Nunca armoniosamente curvada. Papada en la garganta. Extremidades anteriores. Bien colocadas al lado del cuerpo, es decir, bien separadas del pecho y verticales. Antebrazos con fuerte osamenta. Metacarpos ligeramente inclinados. Cuerpo. Fuerte, cubierto de piel espesa y suelta. Costillas bien arqueadas, pecho ancho que desciende hasta la punta del codo. Músculos pectorales bien pronunciados. Cruz baja y plana ya que las puntas de los omoplatos, en lugar de unirse, permanecen bien distanciadas. Dorso ligeramente ascendente hacia la grupa que es por lo tanto más alta. Grupa suavemente inclinada. Vientre poco entrante. Extremidades posteriores. Más altas que las anteriores pero con osamenta menos fuerte y ángulos poco pronunciados. Corvejones no muy flexibles. Pies. Con dedos bien arqueados y fuertes, netamente rectos hacia adelante. Uñas negras, más raramente blancas . Cola. De raíz muy ancha se afina progresivamente presentándose algo curvada en el extremo. Cuando el perro está excitado, la cola se levanta y la curva se acentúa. Pelaje. Corto, blando, fino y liso. Puede ser de los más diversos colores, de tinte uniforme o atigrado. Piel gruesa y elástica algo suelta en el cuello y en el tronco.

ALIMENTACION. Las necesidades en kcal. diarias, como ración de mantenimiento, son de 2.600-2.700. Impetuoso y osado de carácter, este perro precisa un espacio al aire libre que le permita desarrollar su propio temperamento.

CUIDADOS DIARIOS. La limpieza del pelaje debe realizarse, preferiblemente, con un guante para pelo liso.

CON EL VETERINARIO. El Fila brasileiro presenta, constitucionalmente, una leve ptosis del párpado inferior (laxitud del párpado que se presenta caído), capaz de facilitar la presencia de conjuntivitis que, sin embargo, pueden controlarse fácilmente con medicamentos.