GRAND GRIFFON VENDEEN

Este sabueso francés es utilizado indiferentemente para la caza a caballo o para la caza normal, sobre todo del jabalí. Sus cualidades de perro valiente y fogoso, que no teme la particular aspereza del terreno, lo llevan a entrar, sin ningún tipo de dudas, incluso en la floresta más tupida para sacar a Ios grandes animales salvajes, en lo que le ayuda su capa especialmente gruesa y dura. Esta dotado de un pelo muy fino y de una buen velocidad inicial pero tiene su limite en la falta de resistencia.

El origen de estos perros deben buscarse en la variedad blanca del perro de San Huberto aunque también se dice que pudo haberse producido un cruzamiento con el Bracco italiano blanco y anaranjado. Después de sucesivas selecciones y cruzamientos con los grifones niverneses, se hizo que tuviera sangre de razas de rastro que llevaron a la doble utilización de este perro para la caza de grandes animales. No está muy difundido en la propia Francia, y es prácticamente desconocido en los otros países de Europa donde también es raro verlo en las exposiciones.

Es un perro de tamaño mediano, de buenas proporciones, robusto y elegante. La cabeza es alargada y relativamente estrecha, la trufa grande con fosas nasales bien abiertas, por lo cual tiene un olfato muy fino. Los ojos son vivaces, con expresión atenta y decidida. Las orejas son de nacimiento muy bajo, no excesivamente largas, blandas y están recubiertas de pelo. El cuello, no demasiado robusto es enjuto y carece de papada. El tronco tiene el dorso sólido, corto y con la línea superior ligeramente levantada. Las extremidades tienen buena osamenta y musculatura. La capa tiene el pelo tupido, grueso y duro con cejas muy desarrollados. Tiene un andar veloz y elástico al partir, pero no es adecuado para cacerías particularmente prolongadas.

Alzada a la cruz. De 60 a 65 cm. Cabeza. Alargada, no demasiado ancha entre las orejas. Trufa negra con fosas nasales bien abiertas. Caña nasal ancha y recta. Labios cubiertos por un bigote. Stop que parece más acentuado a causa del pelo levantado sobre los ojos. Cráneo bastante convexo y no demasiado ancho. Ojos. De color oscuro. Orejas. Suaves, estrechas, finas, recubiertas por pelos largos. De nacimiento bajo, por debajo de la línea de los ojos. Terminan en forma ovalada-alargada, no demasiado largas, vueltas hacia adentro. Cuerpo. Liviano, sin papada. Extremidades anteriores. Rectas, con antebrazos grandes y codos pegados al cuerpo. Buena osamenta. Cuerpo. Tórax bastante desarrollado en altura y no muy ancho. Costillas no excesivamente curvadas. Dorso corto y sólido, recto y levemente arqueado. Riñones musculosos. Flancos relativamente retraídos pero anchos. Extremidades posteriores. Muslos largos y musculosos. Corvejones anchos y próximos al suelo, en aplomo correcto. Pies. No demasiado fuertes, con plantas duras, dedos bien arqueados y cerrados, uñas sólidas. Cola. De nacimiento bastante alto gruesa en la raíz, afinándose al extremo. El perro la lleva en forma de sable. Pelaje. Bastante largo, grueso, duro y tupido. Subpelo denso. Cejas bien desarrolladas. Color: leonado, pelo de liebre, blanco y anaranjado, blanco y pelo de liebre, tres tonalidades, tricolor de estas tonalidades.

ALIMENTACION. Las necesidades en Kcal. diarias han sido estimadas entre las 1.500 y las 1.550, como ración de mantenimiento. En el período de caza y durante los entrenamientos que lo preceden, el valor en Kcal. se triplica.

CUIDADOS DIARIOS. Para un buen rendimiento, no sólo al comienzo de la temporada de caza sino durante todo el periodo, es importante que el Gran Grifón vendeano sea entrenado con constancia. La limpieza del pelaje y de la piel, se realiza con un cepillo de púas metálicas que se alterna con uno de cerda dura. Una adecuada inspección del interior de las orejas y por debajo, permite determinar la presencia de peligrosos parásitos como las garrapatas.

ENFERMEDADES. Como también sucede con otras razas de caza, durante un intenso esfuerzo físico, el perro puede sufrir un colapso. Las causas de esta grave enfermedad no se conocen aún: existe la hipótesis de que se trata de la incapacidad de la hemoglobina de llevar oxígeno a los tejidos.

CON EL VETERINARIO. Los espolones deben extirparse inmediatamente después del nacimiento.