PASTORES BELGAS

Bajo este nombre están comprendidas las cuatro variedades de una raza originaria de Bélgica: el Pastor belga de pelo largo neutro (Groenendael), el Pastor belga de pelo largo (Tervueren), el Pastor belga de pelo corto (Malinois) y el Pastor belga de pelo duro (Laekenois). Son variedades muy similares constituyendo la principal diferenciación el color de la capa y la longitud del pelo. El más difundido es el Pastor belga de pelo largo negro y el menos conocido el Laekenois.

El origen de esta raza es considerado, por algunos, similar al del Pastor alemán, aunque durante muchos siglos fue criada en Bélgica sin ningún criterio de selección. A finales del siglo XIX, un grupo de apasionados, dirigidos por el profesor Reul, trataron de poner un poco de orden, fijando definitivamente las cuatro variedades que tomaron el nombre de la localidad belga donde fueron inicialmente criadas. Las dos guerras mundiales perjudicaron gravemente a ese grupo de perros tanto, que en los años 1920 y 1945 fue preciso comenzar nuevamente casi desde cero. La tenacidad de los criadores belgas sin embargo, no solo ha permitido la supervivencia de sus pastores sino que incluso ha afirmado en todo el mundo, a un perro que va encontrando cada vez más, una mayor aceptación y grandes éxitos. En la actualidad, el Pastor belga es un óptimo perro de defensa y para el cuidado de los rebaños, fácil de adiestrar y muy afectuoso.

Vistas por un profano, las características de las cuatro variedades pueden parecer sustancialmente diferentes, aunque en realidad resulta todo lo contrario: la constitución, el tamaño y muchos otros detalles son idénticos para los cuatro. El aspecto general de esta raza es por lo tanto el de un perro de formas armoniosas, elegante, compacto y sólido. La cabeza del Pastor belga es alargada y enjuta, con cráneo plano y estrecho; la caña nasal es rectilínea, con escotadura naso-frontal poco marcada. La cabeza además, está dividida en dos partes casi iguales teniendo el cráneo y eI hocico de igual longitud. Los ojos son ligeramente almendrados y de color oscuro; las orejas, de forma triangular, son de inserción alta que el perro lleva erguidas hacia adelante. La unión del cuello con los hombros es medianamente alargada, musculosa y carente de papada, mientras el tronco es recogido y sólido con tórax profundo con buena caída y no muy ancho. Presenta las extremidades anteriores y posteriores bien verticales, con osamenta bastante robusta y pies compactos. En lo relativo a la capa y a la variedad de pelo, se tiene pelo largo para el Groenendael y el Tervueren, pelo corto para el Malinois, y pelo duro para el Laekenois. Pelo largo. En esta variedad la librea se presenta con pelo largo y liso, más abundante sobre el cuello y el pecho y, denso y largo sobre los muslos y la cola. El color negro y brillante caracteriza al Groenendael, mientras el Tervueren presenta un hermoso color leonado con zonas carbonadas muy marcadas (puntas del pelo, negras) y acompañadas por una máscara que debe ser oscura; también puede ser de color gris o entrecano. Pelo corto. En el Malinois el pelo es corto y está uniformemente distribuido sobre todo el cuerpo, especialmente en la parte posterior de los muslos en la cola donde es más largo tanto, como para formar un penacho, aunque no sucede lo mismo sobre el hocico y las orejas donde se presenta casi liso. El color es leonado-carbonado, con máscara mas oscura y entrecano. Pelo duro. En el Laekenois el pelo se presenta duro y áspero al tacto, con una longitud variable de 5 cm. a 6 cm. sobre todo el cuerpo, menos en las orejas donde es más corto y casi liso. En cuanto al color, va del leonado al leonado-carbonado y al entrecano.

El Pastor belga, aunque cada vez en menor escala, se utiliza todavía para custodiar los rebaños. Sin embargo, su carácter extremadamente sensible y su obediencia al amo, conjuntamente con una perspicacia y una sensibilidad muy desarrolladas, lo han alejado progresivamente de los animales acercándolo más al hombre. Su facilidad para el aprendizaje lo ha convertido en un excelente perro de defensa y de guardia. Por su particular sensibilidad, el adiestramiento se realiza con delicadeza, eliminando absolutamente cualquier forma de apremio o de brusquedad. Si se le trata correctamente, da óptimos resultados, compitiendo de igual a igual con sus más conocidos parientes alemanes. De las cuatro variedades, las que dan mejores resultados son, sin lugar a dudas, el Groenendael, el Tervueren y el Malinois aunque tal vez por su mayor difusión, sobresale el primero que ha sido adoptado como auxiliar por algunos departamentos de la policía belga. Como todos los otros perros de pastor, también el belga tiene necesidades de mucho espacio.

Altura y peso. La alzada media a la cruz es de 62 cm. para los machos, 58 cm. para las hembras. Peso medio de 28 a 35 kg. Cabeza. Ancha y enjuta, cráneo y hocico prácticamente de igual longitud. El hocico medianamente largo, se afina hacia la punta de la nariz. Trufa negra con fosas nasales bien abiertas. Escotadura naso-frontal moderada. Ojos. De mediano tamaño, no prominentes ni hundidos, ligeramente almendrados, de color marrón. Hendiduras palpebrales negras. Orejas. De forma triangular, rígidas y rectas, de inserción alta. Cuello. Ligeramente alargado, bien musculoso y carente de papada. Se ensancha gradualmente hacia los hombros. Extremidades anteriores. Omoplatos largos y oblicuos. Antebrazos largos. Carpos rectos, metacarpos cortos y fuertes. Pies redondeados con dedos curvos y bien cerrados y plantas gruesas y elásticas. Uñas gruesas y oscuras. Cuerpo. Potente pero no pesado. Longitud aproximadamente igual a la alzada a la cruz. Pecho visto de frente poco ancho, tórax corto pero profundo y caído. Caja torácica con costillas bien arqueadas en la parte superior. Cruz bien acentuada. Dorso y región lumbar formando una línea recta, ancha, muy musculosa. Vientre moderadamente desarrollado. Grupa ligeramente inclinada, ancha pero no mucho. Extremidades posteriores. Muslos anchos y muy musculosos, perpendiculares al suelo. Extremidades largas anchas, musculosas, angulosas, aunque no excesivamente, en los corvejones, robustos y musculados, bastantes próximos al suelo. Metatarsos sólidos y cortos. Pies ligeramente ovalados con dedos curvos y bien cerrados. Almohadillas plantares y uñas como las de los pies anteriores. Cola. De longitud media, fuerte en la base. Cuando el perro está en reposo, cuelga con la punta hacia adentro a nivel del corvejón. Cuando esta en acción la levanta de acentuado la curva hacia la punta. Pelaje. Se diferencia según la variedad. Variedades Las cuatro variedades del Pastor belga sólo se diferencian por el pelo. Como los cruzamientos entre las diferentes variedades no afectan a la pureza de la raza, puede haber sujetos con pelo de forma, longitud y colores intermedios dentro de los estándars de cada variedad, que se enumeran a continuación. De pelo largo (Groenendael y Tervueren). Pelo largo y liso, más largo y abundante sobre el cuello y en el pecho, donde forma un collar. Pelo corto sobre la cabeza, en la parte exterior de las orejas y parte inferior de las extremidades a excepción de los antebrazos que están provistos de largos pelos en el borde posterior. Muslos provistos de pelo muy largo y abundante a manera de ~ un calzón. Pelo muy largo y abundante también en la cola, donde forma un penacho. Los pelos en la base de las orejas sobresalen y encuadran a la cabeza. La entrada al oído está protegida por pelos tupidos. Las variedades de pelo largo son dos: Groenendael, de pelo negro y uniforme y Tervueren de pelo leonado-humo, a menudo con máscara negra en el hocico. De pelo corto (Malinois). Pelo muy corto en la cabeza, en la parte exterior de las orejas e inferior de las extremidades, corto en el resto del cuerpo. Se presenta más tupido en la cola donde su aspecto es alargado alrededor del cuello, lugar en el que forma un pequeño collar que, desde la base de las orejas, abarca toda la garganta. Alrededor de los muslos hay un penacho de pelos más largos. El color del Malinois es leonado humo, frecuentemente con máscara negra en el hocico. De pelo duro (Laekenois). Pelo áspero, seco y alborotado. Tiene la misma longitud (aproximadamente 5 cm.) sobre todo el cuerpo. El color es leonado, con zonas carbonadas más frecuentes sobre el hocico y en la cola. Entre los requisitos exigidos para el Laekenois en las exposiciones caninas, se encuentra el de un adorno de pelos sobre el hocico, sin embargo, no debe ser muy largo. La cola además, no debe formar penacho.

ALIMENTACION. Las necesidades del Pastor belga, en ración de mantenimiento son de 1600 kcal. diarias. Esta cantidad tiende a aumentar hasta 2300 kcal. en aquellos ejemplares que desarrollan una actividad física intensa. Provisto de abundante pelo y subpelo lanoso, el Pastor belga es particularmente resistente a los elementos atmosféricos. Un complejo mineral-vitamínico no excesivo, sobre todo en los primeros meses de vida, debe considerarse una constante en la dieta de esta raza.

CUIDADOS DIARIOS. Para los ejemplares de pelo largo, es necesario emplear diariamente el cepillo para limpiarlo a fondo de los residuos celulares, de los pelos caídos, de trozos vegetales, de polvo, etc., lo que permite al mismo tiempo un control visual sobre la eventual presencia de parásitos tales como garrapatas, ácaros, pulgas, etc. En los ejemplares de pelo largo, la presencia de pelos en la entrada del meato auditivo, constituye una barrera natural a posibles infecciones de la estructura interna del oído pero sin embargo, este no es un motivo para que el propietario descuide la limpieza de esta parte que debe realizar con un trozo de algodón humedecido con unas gotas de aceite de almendras. Para los ejemplares de pelo corto, la limpieza diaria resulta naturalmente más breve aunque no por ello más superficial y menos constante. Por último, para los ejemplares de pelo duro, la limpieza del manto debe realizarse con un cepillo de cerda.

CON EL VETERINARIO. Como en otros perros provistos de subpelo abundante, también resulta frecuente en el Pastor belga el eccema húmedo que se presenta con una lesión cutánea purulenta, dolorosa, a veces hemorrágica.