PASTOR DE LOS PIRINEOS

Existen dos variedades de esta raza de pastor definidas por sus estandars respectivos: de cara normal y de cara lisa. Estas dos definiciones se refieren a la longitud del pelo sobre el hocico y la frente, aunque la capa del primero es mucho mas larga que Ia del segundo. Ambos son excelentes conductores de ovejas presentan características de gran dureza y resistencia, hasta el punto de hacer decir que son perros que no se enferman nunca y que viven perfectamente alimentándose, durante días y días, sólo de hierbas.

Los orígenes de esta raza son muy remotos habiendo quienes afirman que es el más antiguo de todos los perros de pastor franceses, mientras otros lo consideran descendiente del Pastor de la Brie. Puede decirse, que se trata de una raza autóctona que se formó en el curso de los siglos radicándose en los Pirineos, donde adaptó sus características al ambiente natural. En aquella región, vive en perfecta simbiosis no sólo con el hombre sino también con el Perro de montaña de los Pirineos. Mientras este último defiende a las ovejas de cualquier depredador incluso de gran tamaño, el Pastor vigila y conduce los rebaños por los terrenos más difíciles e inaccesibles. Su carácter particularmente vivaz y atento, ha hecho que también se le aprecie como perro de guardería y sobre todo de compañía, contribuyendo de este modo a su difusión fuera de su región e incluso, aunque más moderadamente, en el extranjero.

Perro de tamaño mediano, con una altura máxima de 50 cm., tiene una expresión siempre atenta y vigilante a la que acompaña una buena dosis de viveza. Se mueve de manera nerviosa y vivaz y su resistencia es verdaderamente excepcional. Su cabeza, sobre todo en la variedad de cara normal, tiene muchas, semejanzas con la de un osezno marrón, con trufa negra, ojos castaño - oscuros y párpados con bordes negros. El pelaje es más largo en la variedad de cara normal y tiene un pelo muy denso, ligeramente ondulado y una textura que podría definirse entre dura y lanosa.

Alzada a la cruz. Machos de 40 a 50 cm., hembras de 36 a 50 cm. Cabeza. Cráneo medianamente desarrollado, casi plano, con hendidura central y stop poco evidentes. Hocico recto, bastante corto, de forma ligeramente cónica. Trufa negra. Labios no muy gruesos que cubren completamente la mandíbula inferior. Ojos. De color castaño, ni prominentes ni hundidos. Párpados finos con borde negro. Orejas. Un poco cortas, moderadamente anchas en la base, separada entre sí, a una distancia justa. Cuello. Relativamente largo y un poco musculoso. Extremidades anteriores. Enjutas nervudas, con la articulación del carpo bien pronunciada. Hombros un poco largos y medianamente oblicuos. La punta de la paletilla sobrepasa netamente la línea del dorso. Cuerpo. Dorso algo largo pero sostenido. Riñones cortos y Iigeramente arqueados. Grupa ligeramente corta y oblicua. Costados poco caídos, costillas levemente redondeadas. Tórax medianamente desarrollado que cae a nivel de los codos. Extremidades posteriores. Muslos musculosos pero poco caídos. Corvejones anchos, enjutos, suficientemente flexibles. Pies. Bastante aplanados, de forma ovalada, con plantas oscuras y uñas pequeñas, recubiertas de pelo. Cola. No muy larga, de arranque bajo con abundante pelo, terminando en forma de gancho. Puede cortarse. Algunos ejemplares nacen con una cola rudimentaria . Pelaje. Largo o semi - largo pero siempre denso, casi plano o levemente ondulado; más denso y lanoso sobre la grupa y nalgas. Mas corto y menos denso sobre el hocico. Color: leonado más o menos oscuro, a veces con mezcla de pelo negro; gris más o menos claro, a menudo con manchas blancas en la cabeza, el pecho y las extremidades; arlequín de diversas tonalidades. Variedad En conjunto, presenta las mismas características físicas del Pastor de los Pirineos de pelo largo al cual, a continuación, se hace referencia para indicar las diferencias. Alzada a la cruz. Machos de 40 a 54 cm., hembras de 40 a 52 cm. Cabeza. Hocico un poco más largo. Cuerpo. De similares proporciones, un poco más corto. Extremidades. Pies a veces más cerrados . Cola. Puede ser larga, terminando en gancho o corta desde el nacimiento. La cola larga puede cortarse. Pelaje. Corto y fino sobre la cabeza, con una longitud de 6 a 7 cm. en el cuello y en el corvejón y de 4 a 5 cm. sobre el dorso. Liso en las extremidades, con pequeños penachos en las anteriores y calzones en las posteriores. Color: negro, arlequín, entrecano leonado en las diversas tonalidades.

ALIMENTACION. Las necesidades en Kcal. diarias se han calculado entre 1.100 y 1.200, en ración de mantenimiento. Optimo animal como perro de pastor, el "cara lisa" se diferencia del de cara normal, no sólo desde un punto de vista morfológico, sino también en lo relativo al carácter. En efecto, el primero es un animal que tiende a familiarizarse con extrema facilidad incluso con los extraños. Mantiene su alegría y deseos de jugar aún en edad adulta. El segundo, aunque mantiene una notable vivacidad, presenta una personalidad más reservada. La dieta, según el tamaño del ejemplar. deberá controlarse atentamente durante los primeros meses de vida

CUIDADOS DIARIOS. Es conveniente cepillar a este perro con cierta frecuencia debido a que su largo pelo puede constituir un buen escondite para parásitos o elementos extraños.

CON EL VETERINARIO. El propietario puede requerir que se le corten la cola y las orejas. La primera intervención, como para todos los perros, es preferible que se realice poco después del nacimiento mientras la segunda, debe hacerse cuando el perro ha cumplido aproximadamente los ochenta días de vida y según el desarrollo de los cartílagos.