PINSCHER

Este simpático perro que en una época estaba incluido dentro de las razas de compañía, puede definirse como un pequeño Dobermann. Con una altura máxima de 48 cm., tiene un carácter atento y vivaz que lo convierten en un buen perro de guarda a pesar de su tamaño no muy grande. Su pelo liso y brillante necesita pocos cuidados. Puede adaptarse perfectamente a vivir en un piso de ciudad, si se le saca al aire libre donde realizar largos paseos que le sirven para descargar la gran energía que posee.

Se trata de una raza muy antigua como lo testimonian muchas de sus representaciones en cuadros y grabados de la época medieval. De ella derivaría el Dobermann. En la actualidad, está haciéndose cada vez más rara justamente por su semejanza con aquella raza que tiene una mayor aceptación entre aquéllos que quieren un perro de guardería y de defensa y, por otra parte, el que busca un perro de compañía elige al Pinscher enano (Zwergpinscher). En una época existía una variedad de Pinscher de pelo duro, que ha sido progresivamente eliminada.

Es un perro de gran vitalidad, muy elegante y que nunca debe parecer excesivamente grácil y liviano. La cabeza y el tronco deben forman un conjunto armónico que no es fácil encontrar entre los perros de tamaño mediano. La osamenta debe ser robusta, acompañada por una musculatura perfectamente desarrollada. El cuerpo tiene una constitución cuadrada y sólida, la piel es fina y la cabeza enjuta. La capa puede presentar diversos colores. Del marrón corzo al azul-gris y al gris plateado, aunque los más comunes son el rojo-ciervo y el negro con manchas intensas y bien delimitadas iguales a las de los Dobermann y, cuanto más intensas, mayor valor tienen en los concursos. Se le deben cortar tanto la cola como las orejas.

Alzada a la cruz. De 43 cm. a 48 cm. La medida mayor corresponde a los machos y la más pequeña a las hembras. Cabeza. Larga, estrecha, plana en la parte inferior. Su longitud es igual a la mitad de la del dorso. Caña nasal recta. Ejes superiores cráneo-faciales, paralelos. Escotadura naso-frontal no muy marcada. Ojos. Oscuros, de tamaño mediano y forma ovalada. Orejas. De inserción alta, se corta como las de la raza Dobermann. Cuello. Largo, armoniosamente arqueado, enjuto, saliente y robusto en la nuca. Extremidades anteriores. Hombro oblicuo, antebrazo y metacarpo perfectamente rectos. Cuerpo. De construcción cuadrada Tórax profundo, medianamente ancho, con costillas planas. Pecho bien desarrollado. Vientre algo retraído Extremidades posteriores. Las articulaciones presentan un buen ángulo que le permiten al perro un andar largo y elástico. Pies. Pequeños, redondos, compactos, con dedos recogidos y curvos. Cola. De inserción alta y grosor medio, que el perro lleva verticalmente. Es cortada en la tercera vértebra. Pelaje. Corto, duro al tacto, liso, lustroso, adherido al cuerpo. Color: negro con manchas fuego, negro puro, marrón-corzo, rojo-ciervo, marrón, chocolate, azul-gris, con manchas que van del rojo al amarillo, gris plateado .

ALIMENTACION. Las necesidades en kcal. diarias, como ración del mantenimiento, han sido calculadas en 1500~1550.

CUIDADOS DIARIOS. El Pinscher es un animal que se adapta perfectamente bien a vivir en un piso. El hecho de poseer una capa que pierde "poco pelo", lo convierten en un perro que es aceptado sin problemas para convivir dentro de la casa.

CON EL VETERINARIO. El corte de la cola, a la altura de la 3ª vértebra, se realiza pocos días después del nacimiento. El corte de las orejas, que se efectúa entre el 50.° y el 90.° día de vida, se lleva a cabo de modo que aquéllas no se presenten ni excesivamente cortas ni largas. En una época existía la opinión difundida de que animales de pelo corto como el Pinscher eran afectados más que los otros, de "sarna roja". Sin embargo, en los últimos tiempos parece haber perdido fuerza la teoría de la existencia en estos perros de un insuficiente mecanismo inmunitario. En efecto, son considerados como causas de esta ectoparasitosis una cierta predisposición debida a una serie de factores como: dietas inadecuadas carentes de vitaminas y ácidos grasos, higiene insuficiente de la piel y enfermedades debilitadoras.