SCHNAUZER MEDIANO

A pesar de su tamaño no excesivamente grande, es un óptimo perro de guarda, inteligente, vivaz, valiente y siempre atento. Es la raza más extendida de la familia Schnauzer. Muy duro y resistente, este perro se adapta a la vida al aire libre incluso, en los climas mas duros, resultando también un implacable cazador de roedores. La altura máxima para los machos es de 50 cm., la estructura es muy solida y compacta, la capa puede ser de color negra o sal y pimienta.

Es el progenitor de las otras dos razas, el Riesenschnauzer o Schnauzer gigante y el Zwergschnauzer o Schnauzer enano. Sus orígenes se remontan a una época muy antigua y están relacionados con el Boyero de Flandes y algunos terriers ingleses. Siempre ha estado muy difundido por toda Alemania pero más particularmente en Württemberg, en Baden Baden y en Baviera, donde vivía en perfecta armonía con los caballos. En efecto, acompañaba a las carrozas y a los caballeros incluso, en largos viajes, demostrándose un incansable andador y óptimo perro de guarda, pronto para avisar de cualquier peligro que pudiera encontrarse en el camino. Por su simbiosis con el caballo, antiguamente también era conocido con el nombre de "grifón de caballería". La progresiva desaparición de las carrozas y de los caballos, no ha influido en su difusión ya que en la actualidad es conocido en todas partes. Fuera de su país de origen, es criado por algunos apasionados cinófilos, que han obtenido halagüeños resultados en concursos internacionales.

Sus características son similares a las de su "pariente" gigante. Su tamaño más pequeño, le confiere mayor apariencia de compacidad y solidez. La cabeza es bastante larga, el tronco muy recogido, las extremidades son fuertes y potentes, tiene un aspecto general de gran vitalidad que denota inteligencia y atención. El pelo durísimo, que puede definirse como de "alambre", necesita de un adecuado stripping que consiste en arrancarlo a mano (en las épocas del año en que el pelo "está muerto") con la ayuda de un cuchillo especial. El esquilado efectuado con máquina, no sólo no está permitido en lo concerniente a las exposiciones, sino que provoca una degradación del pelo que con el pasar del tiempo pierde su dureza y aspereza. Los colores son el negro brillante, carente por completo de manchas blancas y el sal y pimienta, con tonalidades intermedias, uniformemente distribuidas en todo el cuerpo. Los ejemplares demasiado oscuros o excesivamente descoloridos, deben descartarse. El denominado "pimentado" se debe a una conjunción de pelos de superficie blancos y negros, fijados casi perpendicularmente al cuerpo y sujetos por abundante subpelo. Barba y bigotes deben ser, también en esta variedad, rígidos y espinosos. Un pelo lanoso, blando o sedoso, supone en los concursos fuertes penalizaciones, que incluso pueden llegar a la descalificación. Tanto la cola como las orejas deben cortarse.

Puede definirse como un perro incansable por vitalidad y resistencia. Siempre vigilante y atento, se revela, incluso a muy temprana edad, como un óptimo guardián de la casa. Si no tiene espacio suficiente donde poder moverse, son necesarios largos paseos durante los cuales observa, con la máxima atención, todo que sucede a su alrededor. Le gusta mucho jugar con los niños a los que defiende encarnizadamente cuando es necesario. Resumiendo: puede decirse que es un perro simpático, que por las características de su pelo exige de su propietario una particular atención, además de las habituales de cualquier otro perro.

Alzada a la cruz. De 45 cm. a 50 cm. Los machos son más altos que las hembras. Cabeza. Potente y alargada, se afina gradualmente desde las orejas a los ojos y de los ojos a la trufa. La longitud de la cabeza es aproximadamente la mitad de la del dorso. Trufa negra. Caña nasal y frente paralelas entre sí. Labios bien adheridos y negros. Hocico que termina gradualmente en cono truncado. Musculatura del maxilar muy desarrollada. Stop muy acentuado y bien visible entre las cejas. Ojos. Oscuros, ovalados, dirigidos hacia adelante. Párpado inferior adherido que no deja ver la conjuntiva. Orejas. De inserción alta, se cortan de modo que siempre permanezcan erguidas . Cuello. Elegante, con unión robusta ni demasiado largo ni demasiado grueso. Nuca arqueada. Piel adherente y sin pliegues. Extremidades anteriores. Omóplatos oblicuos formando un ángulo cerrado con el antebrazo. Musculatura plana pero robusta. Hombros poco angulados . Cuerpo. Tronco de longitud media con costillas planas y sección transversal ovalada. Tórax que desciende más allá de los codos. Esternón saliente en su parte inicial. Longitud total del tronco, aproximadamente igual a la alzada a la cruz. Dorso corto y sólido que desciende levemente. Grupa algo redondeada. Línea inferior del tórax que remonta ligeramente hacia adentro, vientre poco retraído. Extremidades posteriores. Muslos oblicuos y muy musculosos. Corvejones bien angulados. Pies. Cortos, redondos, con dedos bien cerrados y curvados (pies de gato). Uñas negras, almohadillas plantares fuertes y sólidas. Cola. De inserción alta, es cortada a la altura de la tercera vértebra. Muchos ejemplares nacen sin cola. Pelaje. Aspero, duro y denso, mantenido erguido por el subpelo. Sobre el hocico forma una barba rígida que la da la característica forma cuadrada, cejas espinosas que hacen un poco de sombra sobre los ojos. Color sal y pimienta, con subpelo gris y máscara facial oscura.

ALIMENTACION. Las necesidades de mantenimiento son de 1.100-1.200 kcal. diarias.

CUIDADOS DIARIOS. Es necesario quitar regularmente del manto todo pelo muerto (operación conocida con el término inglés stripping).

ENFERMEDADES. Provisto de un denso pelo áspero que le permite sin problemas con condiciones ambientales desfavorables, el Schnauzer es un perro muy resistente a los agentes atmosféricos. Esta raza también tiene una buena resistencia a las enfermedades en general, sin embargo, conjuntamente con el Barbet, es propensa, más que ninguna otra, a contraer una enfermedad que se caracteriza por una enteritis hemorrágica grave. Parece ser que los ejemplares más afectados son los de edades comprendidas entre los 2 y los 4 años, con síntomas de diarrea vomito. Se ha teorizado sobre la causa, que podría encontrarse en un mecanismo alérgico que se inicia en el intestino del perro. La terapia aconsejada se basa en un control de la alimentación.

CON EL VETERINARIO. El corte de las orejas, realizado no más allá de los 90 días de vida, debe dar como resultado orejas de inserción alta y simétricas. La cola debe cortarse no más allá de la tercera vértebra. En los ejemplares rabones es indispensable la presencia de por lo menos una vértebra.