WELSH CORGI

Apreciado en la corte de los reyes de Inglaterra, es considerado uno de los perros más antiguos de Gran Bretaña, donde ha sido, durante siglos, un optimo pastor. Originario de Gales, donde fue introducido por el pueblo celta, el Corgi es un simpático perro de compañía, de temperamento vivaz y juguetón, lleno de energía y prácticamente incansable, que se adapta sin problemas a vivir en un piso de ciudad. Los Welsh Corgi están reagrupados en dos razas diferentes denominadas Cardigan y Pembroke, muy similares entre sí.

Está considerado como descendiente del pastor galés, cruzado, hacia fines del primer milenio de la era cristiana, con algunos perros (como el Buhund y el Valhund) introducidos por los pueblos nórdicos. Alrededor de 1100 - 1200, ya era conocido como boyero y de él hablan muchas leyendas populares. Desde entonces, el éxito de las dos razas de Corgi ha sido enorme hasta el punto que en 1933, Jorge Vl -en ese momento duque de York- lo llevó a la corte donde aún goza de una gran atención y consideración. Las dos razas -el Cardigan y el Pembroke- están bastante difundidas y son muy preciadas tanto en Europa como en América.

Muy similares son las características de estas dos razas de perros galeses, aun con las diferencias que ponen de manifiesto los dos estándares. Además de una similitud en el aspecto general del cuerpo, éstas se asemejan mucho también en la expresión, que debe ser lo más parecida posible a la del zorro. Tanto el Pembroke como el Cardigan, son bajos sobre las extremidades pero el primero un poco más pequeño de tamaño y más recogido y, a diferencia del segundo, carece de cola, ésta cuando los cachorros no nacen rabones, se amputa casi completamente . Por último, en el Cardigan son admitidos todos los colores a excepción del blanco uniforme, mientras en el Pembroke, encontramos el rojo unicolor, el arena, el leonado, el negro con manchas fuego, todos con placas blancas sobre el pecho, sobre el cuello y en las extremidades.

Altura y peso. Alzada a la cruz media, para ambos sexos: 30 cm. Pesos: j machos de 10 a 12 kg., hembras de 9 kg. Cabeza. Similar a la de un zorro. Trufa negra (excepto en los ejemplares "azul-mirlo"), ligeramente levantada, con fosas nasales moderadamente grandes. Hocico más corto que el cráneo (proporción de 4 a 5) que se afina hacia la punta. Mandíbulas marcadas y fuertes, pero sin sobresalir. Cráneo bastante ancho y plano entre las orejas, con una leve forma abovedada sobre los ojos. Ojos. De tamaño mediano, bastante separados entre sí y con ángulo bien marcado. De color generalmente oscuro, salvo en los ejemplares "azul-mirlo", en los que pueden presentarse de una tonalidad azul intensa. Orejas. Proporcionadas al tamaño del perro, prominentes y moderadamente anchas en la base que el animal lleva erguidas y bien hacia atrás, sobre la línea del cuello. Una línea ideal que partiera de la punta de la nariz y pasara a la altura de los ojos, debería llevar a la punta de la oreja o, por lo menos, a una distancia muy próxima. Cuello. Musculoso y bien desarrollado, proporcionado con la anchura de los hombros con los cuales se une de manera muy armoniosa. Extremidades anteriores. Levemente curvadas hacia adelante, con osamenta fuerte. Hombros musculosos. Piernas cortas y fuertes. Cuerpo. Bastante largo y fuerte. Pecho moderadamente ancho con esternón prominente. Tórax profundo, con costillas bien arqueadas. Extremidades posteriores. Cortas con muslos musculosos. Metatarso corto y robusto. Pies. Redondos, bastante grandes, con plantas robustas. Pueden presentarse espolones que deben amputarse. Cola. Moderadamente larga, nace a la altura de la línea del cuerpo, nunca debe enrollarse sobre el dorso. Pelaje. Corto y de mediana longitud, de textura dura. Todos los colores están admitidos, a excepción del blanco uniforme. Variedad Altura y peso. Alzada a la cruz para ambos sexos: de 25 a 30 cm. Peso: machos de 8 a 11 kg., hembras de 8 a 10 kg. Cabeza. Trufa negra. Hocico un poco puntiagudo. Stop moderado. Ojos. Color avellana. Orejas. Bien plantadas, rectas, poco puntiagudas . Cuello. Bastante largo. Extremidades. Tanto las anteriores como las posteriores, cortas pero rectas. Cuerpo. De longitud mediana, con costillas bien redondeadas. Pies. De forma ovalada. Cola. Corta por naturaleza. Pelaje. De longitud mediana. Color: rojo unicolor, arena, leonado, negro con manchas fuego o con blanco en las extremidades, en el pecho y en el cuello.

ALIMENTACION. Las necesidades alimenticias, en ración de mantenimiento, varían de 700 a 870 Kcal. diarias.

CUIDADOS DIARIOS. Para las limpieza de la capa, debe utilizarse un cepillo de cerda robusta.

CON EL VETERINARIO. lnmediatamente después del nacimiento, se le amputan todos los espolones. Entre las enfermedades más conocidas en esta raza, figura la atrofia retínica, originada por una degeneración de la retina que, a veces, produce la ceguera del perro. La causa parece ser hereditaria, y en el momento actual, aún no se conocen sistemas para su cura.