CASTRACCION FELINA

 

Se utiliza el término castración tanto en machos como en hembras y es el método de preferencia para evitar la reproducción.

Los machos: se castran por razones sociales, sanitarias y de control de la población. Según un estudio realizado entre veterinarios de toda Europa, el 95 por ciento de los gatos que acuden a la clínica están castrados.

Vamos a ver las implicaciones que tiene la castración y cómo, mediante la nutrición, puede hacerse frente a los factores de riesgo asociados a las distintas etapas de la vida de los gatos y gatas castrados.

HEMBRAS

Las gatitas llegan a la pubertad, aproximadamente a partir de los cuatro meses de edad. Con mucha frecuencia esta es una característica estacional, y es más probable que se produzca en la primavera cuando se incrementa la exposición a la luz solar.

Otro factor que influye es su condición corporal: las hembras jóvenes normalmente tienen un peso corporal de las menos 2,5 kg antes de llegar a la libertad

Las gatas solían ser “poliéstricas estacionales”, sin embargo, la iluminación nocturna ha dado lugar a estaciones múltiples a lo largo del año. Se sabe que las razas orientales están “en celo” con más frecuencia, durante más tiempo, y con unos signos más evidentes que otras razas. El estro en las gatas viene marcado por cambios en el comportamiento tales como una vocalización frecuente e inquietud, anorexia y una postura específica con elevación de la pelvis, lordosis de la columna vertebral y movimientos rítmicos de las patas traseras. Su cola se desvía hacia un lado. La intensidad de estos cambios de comportamiento varía según el gato y la raza.

La castración significa…

· Más cariño

· Menor riesgo de atropellos

· Se acabaron los gatos no deseados

· Conservación de las características juveniles del animal

· Menor riesgo de cáncer

Las gatas cuando se encuentran en celo no ovulan de manera espontánea, sino que presentan una “ovulación inducida”. El apareamiento, la estimulación vaginal o incluso estímulos externos como las caricias, pueden producir la ovulación en un plazo de 24 horas. La ovulación está seguida por una gestación o por una fase luteínica (pseudogestación ó embaraza psicológico), si el apareamiento no ha tenido lugar o si éste no ha tenido éxito y no ha sido fértil.

MACHOS

Los gatos orientales tienen a madurara antes que otras razas.

De la misma manera, los gatitos de pelo corto pueden llegar a ser activos sexualmente antes que los gatitos de pelo largo y los gatos británicos de pelo corto, los cuales pueden tardar más de un año en desarrollarse.

En los machos puede haber formación de espermatozoides a los cinco meses de edad, sin embargo, la madurez sexual completa se alcanza normalmente cuando los gatos tienen alrededor de 10 meses de edad.

El aumento de los niveles de la hormona sexual masculina testosterona es responsable del cambio de comportamiento sexual en el gato, lo cual se refleja en el marcaje territorial y en las peleas con otros gatos.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

La castración, además de evitar la reproducción, evita también la incidencia de ciertas enfermedades.

Por lo general es menos probable que las gatas esterilizadas sufran piómetras más adelante, y si las esterilizamos antes de su primer año de vida, se reduce significativamente el riesgo de carcinoma mamario. También es menos probable que las hembras esterilizadas muestren un comportamiento de marcaje.

La castración reduce además el comportamiento territorial y sexual no deseado, y, por tanto, ayuda a controlar la diseminación de enfermedades víricas, tales como el virus de la leucemia felina y virus de la inmunodeficiencia felina dentro de la población felina.

Los gatos que no están castrados muestran mayor agresividad hacia otros gatos y son menos afectuosos con sus dueños.

Sin embargo la castración no carece de problemas, aunque éstos sean mínimos en la actualidad. Además de las posibles complicaciones anestésicas y quirúrgicas que pudieran surgir durante y tras la intervención quirúrgica, la castración está relacionada también con un incremento de enfermedades de tipo metabólico y del tracto urinario

Los gatos y gatas castrados tienen más probabilidades de ser obesos que los animales no castrados y ello se debe a que

Los machos aumentan su ingestión diaria, si se les alimenta Ad limitum (pienso a libre disposición), mientras que las hembras reducen tras la esterilización la tasa metabólica. La castración por tanto, aumenta la ingesta de alimento y reduce las necesidades energéticas de mantenimiento.

Sin embargo no solo la castración favorece la obesidad: La alimentación ad limitum, la falta de ejercicio y las dietas ricas en energía son factores que contribuyen a la ganancia de peso en los gatos.

Por todo ello, cuando se esteriliza un animal conviene asegurarse de que el gato hace ejercicio, utilizar juguetes para convertir el momento del juego en una sesión de gimnasia.

No abusar de los premios, para prevenir la obesidad

Conviene comprobar la condición corporal del gato palpando las costillas y valorar su forma global

Es casi imprescindible utilizar un alimento que esté formulado para evitar la ganancia de peso tras la castración

¿Cuándo debo castrar a mi gato?

Tradicionalmente tanto los gatos como las gatas se castran alrededor de los seis meses de edad. Sin embargo puede hacerse incluso a los cuatro meses de edad.