LOS CONSEJOS DE TU VETERINARIO SOBRE:

SALUD Y ENFERMEDAD BUCAL

 

La gingivitis canina puede controlarse mediante el cepillado periódico. Se han obtenido resultados similares por métodos dietéticos, administrando pienso de mantenimiento que limpia la superficie dental ya que la croqueta se adapta a la forma del diente por lo que con cada mordisco se consigue frotar su superficie

 

 

La boca es el espejo del cuerpo

La boca es la puerta de entrada y la primera línea de defensa frente a la enfermedad.
La limpieza bucal periódica ayuda a mantener la salud bucal.
En los perros y en los gatos, se ha conseguido la limpieza bucal por medios dietéticos (mediante un pienso especial para ello, disponible en la clínica), de esta forma, se controla la acumulación de placa y sarro así como la gingivitis.

 

 

El tratamiento profesional periódico es necesario en perros y gatos con enfermedad periodontal moderada o avanzada. Los cuidados en casa son útiles para mantener el nivel de salud conseguido con los cuidados profesionales. La limpieza mecánica con cepillos o piensos específicos puede ser muy eficaz.

 

 

 

 

 

Es muy importante iniciar programas preventivos dietéticos y de limpieza durante los primeros años de vida de los animales para así establecer pautas de salud bucal de por vida.

 

¿Por qué hacer una limpieza dental?

* Eliminar la placa de sarro, que es una fuente de infección para el animal
* Combate y elimina el mal aliento de la mascota
* Evita riesgo de enfermedades del corazón
* Evita el riesgo de enfermedades pulmonares por una mala deglución.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES Y PULMONARES

Hay varios estudios que asocian la enfermedad oral con enfermedades cardiovasculares y pulmonares en animales mayores, pero también hacen énfasis en que los animales jóvenes, que presumiblemente están más sanos, pueden ser víctimas de una situación similar. Se ha observado que los riñones y el bazo son los lugares más frecuentes de infecciones secundarias.